Polonia: primera formación para Guías de Baños de Bosque en un bosque primario único en el mundo 

Por Katarzyna Simonienko*

 

Este año, por primera vez en Polonia, Forest Therapy Institute organizó la Formación para Guías de Baños de Bosque. Inicialmente, lo habíamos planeado para la primavera pero, debido a la pandemia, fue pospuesta para agosto. No obstante, la naturaleza nos fue favorable. Habíamos planificado las clases en el hermoso escenario de las planicies naturales del bosque –el último sitio de su tipo en Europa- el Bosque Bialowieska. 

Las clases teóricas serían en cuartos cerrados, pero también aquí el clima y la naturaleza vinieron en nuestro favor: había un viejo sauce en el patio trasero del hotel donde nos alojábamos. Alrededor del enorme árbol nos sentamos y estudiamos al aire libre. Este bosque es muy profundo y salvaje, y algunos de nosotros logramos encontrar a los bisontes –el mamífero terrestre más grande de Europa- durante nuestras caminatas de la tarde-noche. 

Fue una experiencia excitante para mí haber sido parte de esta formación por primera vez como miembro del equipo de formadores. Estoy muy feliz de haber podido invitar a personas interesadas en Baños de Bosque a un lugar que me es muy especial debido a su rica historia y biodiversidad. 

Tuvimos la oportunidad de practicar los Baños de Bosque en diversas condiciones: en un enorme jardín de palacio (un antiguo parque de caza real diseñado como los jardines ingleses paisajísticos del Siglo XIX); en el área más salvaje y de más estricta protección del bosque donde estábamos rodeados de muchas regulaciones para la conservación de la naturaleza; y en un bosque donde podíamos movernos libremente por fuera de los senderos. 

Fue importante estar siempre en contacto unos con otros y no perdernos en la vastedad del terreno frondoso. Sin embargo, valió la pena sumergirse en el bosque primario, conectando con su belleza y carácter de cuento de hadas

En la formación conocimos personas de diversos países: Polonia, Lituania, España, Portugal y Alemania. Algunos eran terapeutas, coach, médicos, otros trabajadores de la educación forestal, de jardines de infantes de bosque o que estaban fascinados por el Baño de Bosque y querían aprender el método de FTI para esta práctica y promoverla después. Me uní a la red de conexiones entre antiguos e inmensos organismos, como esos árboles de 500 años, y también otros muy pequeños, igualmente interesantes y coloridos como hongos y mohos viscosos y escarabajos.

En lo personal, trabajar en el equipo de formación fue muy divertido. Los participantes eran abiertos, hacían muchas preguntas, buscaban sus propias maneras de conectar con la naturaleza e intercambiaban experiencias. Fue mi primera vez, pero los organizadores hicieron todo su esfuerzo para asegurar que, a pesar del Covid, todos estuvieran seguros, de manera profesional y en en una atmósfera amigable.  

Gracias Mila Monk, Alex Gesse, Pedro Trinidade y todos aquellos presentes, por haber generado un clima fantástico. Espero que las formaciones en el Bosque de Białowieża continúen regularmente, y la gente de todo el mundo pueda admirar su belleza, el último bosque de su tipo en Europa -especialmente porque la mayor parte de ese bosque en Polonia no es aún Parque Nacional y es tan importante que sea protegido-. 

 

* Katarzyna Simonienko es Profesional de Terapia de Bosque por FTI. Doctora en Psiquiatría, médica e investigadora. Trabaja en el Hospital de Salud Mental en Choroszcz, en el Departamento de Psiquiatría en la Universidad Médica de Bialystok y en servicios ambulatorios en Bialystok, Polonia. Creó el primer centro médico de Baños de Bosque en Polonia, es guía del Parque Nacional Białowieża y miembro de la organización japonesa de Shinrin-Yoku INFOM (International Society of Nature and Forest Medicine). 

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos -