Primer Congreso Iberoamericano de Prácticas de Salud y Bienestar Basadas en la Naturaleza.

El histórico Primer Congreso Iberoamericano de Prácticas de Salud y Bienestar Basadas en la Naturaleza fue organizado por la Corporación Nacional Forestal CONAF del Ministerio de Agricultura de Chile y el Forest Therapy Institute (FTI).  El encuentro “hacia una resiliencia común”, fue celebrado de modo gratuito y online del 27 al 29 de mayo. Tuvo más de dos mil asistentes de 28 países y fue conducido por 26 ponentes de España, Chile, Portugal, Brasil, Colombia, Perú, la Nación Awajuny Wampis Naw de Perú, EE.UU., Irlanda y Sudáfrica.

Afortunadamente y a instancias del Congreso, se ha formado una amplia red con personalidades e instituciones en sectores como la conservación, la educación y la salud. Así, el Congreso ha fortalecido la tarea de FTI en la difusión de los Baños de Bosque y Terapia de Bosque y el desarrollo profesional de estas prácticas de bienestar.

En las diversas mesas redondas, se abordaron las prácticas de salud y bienestar basadas en la naturaleza desde el punto de vista de los servicios turísticos sustentables, de los sistemas de salud y de las políticas públicas inclusivas, para plantear una red iberoamericana de colaboración y confeccionar un memorándum que siente las bases del encuentro histórico que busca despertar políticos, comunicadores, profesionales y amantes de la naturaleza en la inclusión cada vez más formal de la naturaleza entre las prácticas saludables del mundo actual.

Alex Gesse y Shirley Gleeson, Directores Ejecutivos del Forest THerapy Institute, y Claudio Vasquez, celebraron las distintas vertientes y aportes de los profesionales involucrados y recordaron el concepto fundamental que mueve al FTI: “En la crisis que estamos viviendo nadie posee la verdad absoluta. Mucho menos menos un experto individualmente: hay una sola salud y una resiliencia en común de todas las especies”, se sostuvo, en alusión al contexto de pandemia que sobrevoló todos los abordajes en el encuentro.

Sobre los retos y oportunidades, se definió “un menor gasto público en salud y rehabilitación, el desarrollo de la economía a través de ‘green jobs’, y el crecimiento de iniciativas sustentables de turismo basadas en biodiversidad”.

En definitiva, lo que ha movido a estos cientos de asistentes ha sido “integrar a los servicios de salud las prácticas basadas en la naturaleza y modelos como la ‘green prescription’ que ya implementan en varios países, porque además de salud y bienestar, la naturaleza da significado a nuestras vidas”.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos -